sábado, 7 de abril de 2018

Mi turno

Sonidos,
inventos,
ya no hay más cuentos
de hadas,
no hay más palabras
erradas
ni sueños rotos
ni viento
que empuje el sordo
requiebro
de una mirada
perdida
en la luz loca
que entiendo
ya no se duerme encendida
ni da calor a tu cuerpo
ni da sentido a esta nada
que se ha instalado, soberbia,
inquieta sombra,
perfecta trampa,
oscura impronta,
que es un veneno
que amarga en boca
y así sereno,
va y se disloca.
No hay telón
sin aplauso.
Aplaudo y me toca.

martes, 27 de marzo de 2018

Miradas


Cuando quedo al pairo de mis pensamientos
y no valen los barnices que me tapan.
cuando me miro al espejo inconformista
y el reflejo reta a mi propia mirada.
Es cuando salgo a la calle y busco un rostro.
o al abrir los ojos canto a la mañana.
Ahí es cuando me rindo a la evidencia
que juega cada amanecer en mi almohada.
No es nada.
¿Y entonces?
¿Por qué echo de menos nada?

viernes, 23 de marzo de 2018

Donde sea que estés, donde sea que vayas

Hoy te he visto en mi ventana.
Me fijé en tus grandes alas.
Gaviotas en tierra, pensé, 
habrá tormenta en la playa.
Poco podía yo intuir
lo que en realidad pasaba.
Llegó el ruín trueno.
Sonó tan distante...
Me embargó el silencio,
Atisbé tu cara.
Un abrazo lento
llevas enredado.
Ojalá te sirva
donde sea que vayas.

martes, 20 de marzo de 2018

¿Será mañana?



El balcón airado grita
lo que el corazón niega,
lo que la razón siega
y la mirada evita.
Mientras la vida le inventa
piedras al que camina
y excusas tan baratas
que la razón se obstina:
¿Será mañana?

martes, 27 de febrero de 2018

Poco a poco


Se diseminan los versos por mi disco duro
sin más orden ni concierto que vomitar
lo que dicho de otra forma sería un conjuro
de unas viejas brujas necias con quien soñar.






Pero encuentro lo que otrora fuera doloroso
convertido en motivo de reír sin más.
Acaso el paso del tiempo convierta este poso
en otra carcajada igual sin publicar.



viernes, 9 de febrero de 2018

En tu día especial


 Qué sé yo de ti, qué de tus dragones,
qué sé yo de todo lo que te amenaza.
Cómo puedo ver si te duele la vida.
Cómo recelar que te aburre mirarla.

Qué se yo de ti, si todo me lo invento,
en este sueño huérfano de banderas,
hilador de historias que se lleva el viento
a donde las expectativas no llegan.

Y aún sin saber, prefiero imaginar que sé.
Notar los instantes que ríes sin razón,
Oler el sabor de tu entrega al sueño 
y disfrutar dando excusas a la ilusión.

Qué sé yo de ti. Qué más da que sepa.
Si la razón no está, que la magia quepa.


domingo, 28 de enero de 2018

Son lo que son

Son sonsonetes de lentos compases, 
Son sordas notas de amarga nostalgia, 
fugaces momentos que se deshacen 
y que ora te nutreora te matan 
y nunca se rompen. 
Ojalá se rompan. 

Son decepciones, pequeñas heridas, 
profundos jirones del alma ciega, 
locos inventos de mente cautiva 
que cuando se calla a llorar se niega. 
Y nunca se espantan. 
Ojalá se espanten.

viernes, 26 de enero de 2018

Ahora

Bajamar en Punta Umbría,
Sol de invierno,
Ir corriendo hasta la ría
Fuego interno.
Manta de distancia fría
Juego eterno.
Desliar la mente mía.
Desgobierno.
Se terminó la poesía.
Yo comienzo.

martes, 9 de enero de 2018

Y llorar no me consuela

En el vacío absorto de la pena ajena
bailan mis temores y me condeno
a medrar en carne propia ese mismo averno
que en otra carne amiga ahora se encadena.

Y mientras,
el eco en mi pecho se evade con canciones
buscando el consuelo donde no se encuentra,
porque no existe calor tan fuerte que comprenda
y caliente el enredo de mis emociones.

Lloro por ti que has perdido.
Por mí que no quiero perder.
Por lo que pudo ser y no ha sido.
Por lo que seguro va a ser.

Pero llorar no me consuela.


lunes, 8 de enero de 2018

Brevedades (XXI)

Lo que acaba en tu boca,
empezaba en mi alma.
Pero se ha vuelto loca,
provoca en mí la calma
para zurcir lo que toca.

martes, 2 de enero de 2018

Sin sentido

Yo no lo sabía.
Porque de haberlo intuido,
de ti me hubiera escondido,
de este vacío en mi pecho,
de lo que un beso comprende
y desentiende un desprecio.
Yo no lo sabía.
No esperaba que llegaras
y que sin querer anclaras
llenando mis pensamientos.
Y así, sin saberlo, pienso:
¿Qué traerá hoy la marea?




miércoles, 27 de diciembre de 2017

El atropello de un recuerdo



¿Sabes ese escalofrío que trae un instante?

¿Ese ladear de cuello que se disloca?

¿Ese suspiro perdido que cierra los ojos?

¿Esa respiración profunda que abre la boca?


No sé nombrar el fugaz resentir de un momento,
pero sé repetirlo sin volverme loca
e ir, una y otra vez, a su encuentro.

lunes, 25 de diciembre de 2017

Hoy era uno de esos días.
Y quise contártelo.
Quise mostrarte a qué huele
la arena mojada,
quise decirte a qué saben
las olas más bravas,
la brisa más suave,
las nubes más bajas.

Hoy era uno de esos días.
Y no dije nada.

viernes, 8 de diciembre de 2017



Se acercó al abismo.
Miró.
Se atrevió hasta el borde.
Soñó.
Se lanzó al vació.
Gritó.
Se dejó llevar.
Y voló.



sábado, 21 de octubre de 2017








Hueco oscuro de húmedas sombras
donde la luz se cambia de traje
para vestir, insomne, tus hebillajes
y afilar el suspiro que afronta.

Sereno y cómodo silencio oyes.
Pero, ¿sabes?
De donde no entras, no sales.

miércoles, 29 de marzo de 2017

Vaya elegía

Anoche soñé conmigo.
Me vi recorriendo el camino de mis cuentos,
di forma al olor inventado de tu cuerpo,
al roce liviano y sordo de tus manos,
al susurro húmedo de tus labios.
Era tan real el sueño que gemías.


Anoche soñé conmigo.
Pude descifrar lo vacío de tus menciones,
oír la razón real de mis afecciones,
ver la verdadera cara de mi enemigo,
y nada tienen que ver contigo.
Al despertar me quedé tranquila.


Ahora me queda la piel más tersa,
la mirada más clara,
el oído más fino.


Siento más azul mi cielo,
más firme mi suelo,
más cercanos mis amigos.


Son más ciertas mis certezas,
más seguras mis grandezas,
aún más fuertes mis latidos.


Tengo el pulso acompasado,
la memoria de mi lado,
y me desborda la poesía.
Vaya elegía.



lunes, 27 de marzo de 2017

Carta a mi vida

Hola mi querida vida,
aquí me tienes a la orilla de tus bromas, 
con el corazón caliente y los pies fríos,
buscando la moraleja de cada sombra,
segura de que me tengo donde me río,
fuerte, inmensa, serena y sin impronta,
deseando verte también mañana
frente a este mar que siempre me cura,
sobre esta arena que ya es veterana
en aumentar los refuerzos de mi armadura.
Gracias infinitas debo darte
por pararte a brindarme tantas miradas.
Aquí te ofrezco mi alma desnuda.
Que no te la quite nadie, mi querida vida.


miércoles, 22 de marzo de 2017

Sin frenos


Se han quedado en ese mismo ocaso,
de esa playa prestada con fuertes defensas,
la misma que presenció tus afrentas,
tus gestas, tus risas y tus malos pasos.
Se han quedado colgando del cielo
el rumor del aire desarbolando tus velas,
y el del agua vaciando tu foso.
A un paso de nada,
a un paso de todo.

domingo, 12 de febrero de 2017

Una de esas decisiones que no siempre queremos tomar

Invaden mi oído las ondas de tus sombras,
rumores constantes que gritan
y absorben la mitad del aire que me envuelve.
Se ceban insomnes en contaminar la noche
traicionera y alborada que se despereza,
en robarle el sentido al momento,
en inventarle letra a la certeza.

Palabras que flotan desestructuradas y saetean
el pecho dolorido y la boca escarmentada.
Envites que una vez tras otra contra la pared golpean,
como olas perpetuas que rompen en la nada.
Se acabó la esclavitud a las reacciones,
comenzó la libertad de las acciones
que en buena intención se fraguan.

Y amanece de nuevo.

viernes, 8 de abril de 2016

No tienes ni idea

Y tú qué sabes de mis miedos,
de mis lamentos o del sabor de mis lágrimas.
Qué sabes tú de mis caídas, de mis pesares...
No atisbas ni a intuir mis oscuridades.

Qué sabrás tú de lo que enturbia mi almohada,
o de lo que se enreda en mi manta.
No tienes ni idea de lo que me atraganta,
porque no ríes conmigo.


lunes, 23 de noviembre de 2015

La duda

Me cortas al bies la lengua
para robarme palabras
y enarbolar otras velas.
Qué hondo te cuelas.
Traspasas la  piel y te bates
entre mi sien y mi frente
para mostrar mis carencias.
Tu pobre apariencia
sucumbe al despiste
de no conocerme.
No te das cuenta e insistes,
pero tu sombra me enciende.
Y entonces brillo.





viernes, 9 de octubre de 2015

Tú sólo prueba

Sueña soñando el que sueña que ya no sueña 
los sueños de antaño,
y se para comparando lo que de compararlo 
muere y entierra.
Respira además soplando sin aspirar el aire 
que le mantiene al mando,
hiriendo de muerte en su vuelo unas alas llenas de suelo,
y cae a tierra.

Que pruebe a respirar profundo parando los juicios 
que le encadenan.
Que pruebe a sentir lo que sienten antes de lo que siente
sin buscar pena.
Que pruebe a entender adentro y después afuera.
Tú sólo prueba.
Y ya verás que probando 
otra vez sueñas.


domingo, 4 de octubre de 2015

Sólo tú







Sólo tú decides.
Sólo tú aprovechas el momento
o te inventas una excusa.
Sólo tú te mientes o me mientes,
sólo tú te escudas.
Sólo tú te enfrentas a tus miedos
y persigues tus deseos.
Sólo tú decides a quien quieres,
sólo tú decides si te quieres.
Sólo tú te olvidas de un amigo,
y sólo tú lo pierdes.
Sólo tú te enfrentas al deseo
de quien te hiere.
Sólo tú lamentas no haber dado
un paso al frente.
Sólo tú te escuchas,
sólo tú te tienes.

sábado, 12 de septiembre de 2015

Se acabó el suspiro en un instante

Es un instante, un segundo, un suspiro,
un enredo perpetrado por un vampiro,
una fugaz percepción de lo que falta,
de lo que dicen, de lo que espanta.

Se han escapado las mieles de mi garganta,
y no encuentro, en este instante, palabras
para borrar ese segundo de grietas
que rompen mi muro.

Con un conjuro de sal yo te destierro,
anulo el entierro de mi sonrisa
y en la brisa dejo escritas cuatro palabras:
me gusta mi vida.

Y se acabó el suspiro.

martes, 1 de septiembre de 2015

Luna mañanera

Me arranca un quejido tu sombra
cuando me como la luz que te arroba
y  te ensombrece la cara. Es la mañana.

Se enloquecen tus sones de caña,
se mitigan tus olas lejanas,
se perturban las alas mojadas
de quienes despiertan ahora.

Es increíble tu canto.
Inabarcable tu aroma.
Tu sensación me transporta
adonde mi alma corona
la fina sombra de tu nombre.

Y entonces amanece.


lunes, 3 de agosto de 2015

A tu ritmo, pero vive


Permíteme que hoy llore contigo,
déjame caer junto a ti en tu pena.
Hoy no quiero ser pilar de nadie,
ni viento de ninguna vela,
ni el lado positivo,
ni la mano abierta.
Hoy me cierro contigo en tu lamento.
Qué lento el tiempo para el que lamenta.
Qué largas las noches.
Qué fría la cama.
Qué injusta la vida.
Qué tremenda farsa.
Permíteme acompañarte este rato
para ahorrarle este rato a tu alma.
Y después permíteme que te levante
aunque no quieras,
déjame que te empuje a la vida,
que te recuerde lo importante.
Ya sé que lo sabes amiga.
Por eso ahora,
a tu ritmo,
cuando estés preparada.
abre los ojos.

Y vive. 

lunes, 27 de julio de 2015

Rescatando: el último paso hacia un camino nuevo

Musita su paso, no anda.
Recorre, apenas rozando,
el loco dibujo de un paso
que tras otro paso desanda.
Y otra vez se espanta.

Miseranda que busca consuelo
en un llanto desde la garganta.
Pero no duele. Atraganta.
Alarga las tardes,
rebosa las horas
que a sus pies se paran.

Parece infinita y se crece
en los días vacíos,
en las copas llenas,
en el hastío.

Se vuelve perversa en la noche,
se confunde en lo aburrido,
se dibuja como un fantoche
cuando se inventa un latido
que da una tregua.
Se ve a la legua
pero no se aparta.

Si la ves no corras
que huele el miedo
y si la domas es motor
de grandes vuelos.
La frustración es el último paso
hacia un camino nuevo.

martes, 14 de abril de 2015

Por ti


Qué sabe nadie cómo te adueñaste de mis días,
arrancando la más honda ternura de los gestos más pequeños.
Qué sabe nadie cómo disfruté al mirarte,
cómo me llenó tu entrega,
tu forma de querer,
tu anularte.
Qué sabe nadie cuántas penas te he contado,
cuántas veces empapaste mis lágrimas,
cuántas sonrisas me has regalado.
Qué sabe nadie la paz que exhalaba tu sueño,
el calor que emanaba tu cuerpo,
la dulzura infinita de tu triste mirada.
Has sido un hada.
Un ángel viviendo en casa.
Una maestra impagable.
Un modelo de humanidad a cuatro patas.
Ejemplo de fortaleza y amor inmenso.
Mucho más que un perro.
Yo sólo puedo darte las gracias,
por querer y enseñar al que miraste en tu último aliento,
por tu paciencia con el que más puso a prueba tus nervios,
por saber alegrar a la que más te mimaba,
y por buscarnos siempre cuando oías un beso.
Qué sabe nadie cómo te quisimos,
qué sabe nadie cómo te echamos de menos.

martes, 3 de marzo de 2015

Eres una inmesa ola Manuela

Eres una inmensa ola de alegría, Manuela,
una corriente indómita que electrifica,
motivación superlativa cuando consuelas,
inspiración sencilla que no critica,
la acepción más pura de la palabra buena,
el componente más básico de la risa,
un pilar seguro en la tormenta,
boca gentil de palabras precisas,
el tornillo que le falta a cualquier cabeza,
tolerancia infinita, hada, pitonisa...
un abrazo cálido que convierte en presa
a quien atrapa tu órbita de niña.

Hace algún tiempo me pediste poesía,
y yo no sé qué darte mejor que las gracias.

Eres una inmensa ola Manuela,
un duende al que los años no atrapan.
Feliz cumpleaños zumbera,
que la felicidad que repartes
siempre te sea devuelta.

lunes, 2 de febrero de 2015

Aquí y ahora





 
Son traicioneras, de dudosa estirpe.
Muerden la paciente espera y la tiñen
de color oscuro.

Desequilibran el temple de la templanza,
y el sereno canto de la añoranza
lo vuelven mudo.

Invaden tu oído de historias huecas
soplando mentiras a tu certeza
para volverte loca.
 
Y no son más que expectativas rotas.
 
Qué importante no esperar nada
para vivir el aquí y ahora...

martes, 20 de enero de 2015

El olor que inspiras



 
 
 
 
Hueles desde aquí a libertad,
a mar que ensordece pensamientos,
a frías corrientes inesperadas,
a protección de puerto amigo,
a mañana ufana.


Hueles a tormenta que pasa,
a aguas negras profundas,
a puesta de sol en lo hondo,
a arena recién mojada,
a mar de fondo.


Hueles a tarde de sombras largas,
a techo infinito de estrellas,
a espejo de plata en la orilla,
a rumor de olas,
a timón y a quilla.

Y sabes a playa,
seguro…

martes, 23 de diciembre de 2014

Sueños de poetisa


Soy imperfecta
y como tal me acepto.
Encuentro en el fondo mismo mis defectos
los despojo de maldad y me los como.
Yo así me formo.
 
Y soy grandiosa,
como tal me miro,
pues sé que al mirarme te contamino
de sentimientos que te alborozan.
Dulce y procelosa.
 
Dame tu lengua y haré collares
de días tiernos y tardes suaves,
de noches sacadas de un fabulario
que contigo invento en mi santuario
de olor a algas. Secreto enclave.
 
Quiero llenarte la piel de brisa,
mojar de mar tu mirada,
pintar con arena tu risa
y todo a cambio de nada.
Que son sólo sueños de poetisa…
 

martes, 30 de septiembre de 2014

Y el momento es mío


Contengo la respiración, cierro los ojos, abro mis labios y me abandono al escalofrío. Retengo así el segundo exacto. El perfil exacto. El roce exacto. El aroma exacto. Y  el momento es mío. Recubro de medias verdades tu recuerdo. Entierro en mi memoria tu aliento. Y más allá del espacio, mucho más allá del tiempo… por fin me rindo. Y me calma la paz que encuentro…

viernes, 1 de agosto de 2014

BREVEDADES (XX)


Cava un agujero, entierra tus miserias,
y enciende una hoguera con tus lamentos.
No dejes que se extienda,
frena el aliento
de aquellos que te empujan
del mar a tierra.
Que no es culpa tuya su sufrimiento.
 

viernes, 25 de julio de 2014

Yo, mi, me, conmigo


                                                                 
Qué extraño.
Discurre la vida desordenada
y se para en un baño de incomprensiones.
He descubierto de pronto que lo que siento
se debe a un montón de suposiciones.
Corazón sediendo,
ojos cansados,
labios cortados
de soplar mi boca.
Ahora no toca comprender el sueño.
La fiebre de anoche encendió mi cuerpo
y aquí me espero,
al borde del alba,
donde se cuelan descalzas
las tribulaciones,
y también los anhelos,
y las emociones,
esas que castro antes de soltarlas.
Engarza el presente,
despinta el pasado,
mira de frente al futuro,
piérdele el miedo a lo oscuro
y traspasa miradas.
No hay vuelta atrás del primer paso...
¿Por eso no pasas?

lunes, 14 de julio de 2014

Castiñeiro

Verde castiñeiro de sombras embrujadas y suelo preñado.
Verde candor de zumbidos y amarillos reflejados.
Verdes ramas crujientes de ríos infinitos.
Verdes susurros que empujan el aire helado.













El sendero me obligó a mirarme desde fuera.
Es mi camino un camino limpio de andar claro.
Un camino que no admite espera.
Que según se sucede te atropella.
Prometo señor castaño no engendrar pena.
Buscar verdades que se toquen con las manos.
Respirar palabras que resuenen en mis venas.
Y andar plena.
Loca de vida.
Y serena.
 

martes, 24 de junio de 2014

Mentiras dulces


Mentiras dulces con que comulgo
me arañan la espalda,
tiran de mi vientre
y anidan mi cama.
Sensaciones oscuras
desprevienen mi alma,
me secan la boca,
trastocan mi cara.
Ya no es tan blanca mi almohada,
ya no es tan dulce mi voz,
ni tan limpia la mañana.
Echo hacia fuera el lamento
con estos versos.
Quieran las musas llevarse
mis pensamientos.
 

domingo, 1 de junio de 2014

Yo soy lo que soy sin freno

Ahora que cada poro de mí respira,
y no necesito aire que no me toca.
Ahora que me atreví a mirarme,
a escogerme y a cuidarme.
Te lo quiero contar ahora.

Soy una rama enredada
en las ramas que me anidan.
Soy el eco de algún sueño,
pared para algunos lamentos,
y pilar de los malos días.

Soy un cuento, soy un barrio,
soy la mar inalcanzable,
soy la orilla acogedora
y la traicionera ola.

Porque soy lo que soy
sin freno.
Soy confidente de besos
entregados a las brujas.
Una pequeña granuja,
a ratos la mejor persona.

Ingenua y divertida
me entrego de frente a la vida
y caigo en hoyos que no me tocan.
Y en los que me tocan.
No quiero cambiar tal condena
porque aunque caer me genera pena
de lo hondo resurjo llena
con una sonrisa en mi boca.

Me río con quien me provoca,
con quien me acompaña
y me vuelve loca.
Y también lloro.
Y al llorar es cuando reboso,
pues no hay nada más hermoso
que llorar con quien te quiere.
Son las lágrimas que hieren
las que yo evito.
Te lo repito.
Yo soy lo que soy, sin freno.
Yo soy por ti, y tú por mi.
Ahí está el enredo.





domingo, 25 de mayo de 2014

Vivir al día


 
 
 
 
 
 
Es un abismo.
Lo sé que así lo vives.
Siento lo mismo.
Y mientras yo me tiro
tú te lo piensas,
formando una muralla
con la inconsciencia
de ignorar las realidades
para evitarlas.
Son casualidades
las que te atrapan.
 
Yo no sé escribir tu nombre
sin arrobarme.
Me cuesta ser realista
y equilibrarme.
Por eso he decidido
arriar las velas,
subir los remos,
soltar amarras,
quedar al pairo
y mirar la orilla.
Vaya ironía.
Yo que nunca supe
vivir al día...